Singularidad – modo de vida

Granada está enmarcada en un entorno histórico – artístico inigualable, declarado en su conjunto Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, convirtiéndose en una de las ciudades más visitadas del mundo. La Alhambra, el Albaicín, el Sacromonte, su duende y su magia, sus olores y colores.  Granada es también un crisol de culturas que han dejado sus huellas a lo largo del tiempo y que podemos admirar en todos los rincones de la ciudad, rodeada por una magnífica diversidad geográfica: desierto y nieve, mar y montaña, luz mágica y noche mora.

CastiLa está ubicada en el Albaicín, un legendario barrio árabe construido sobre una hermosa colina, justo frente a la Alhambra. Es un barrio muy singular dónde disfrutar de plazas llenas de vida, vistas extraordinarias, callejuelas sin tráfico, jardines, fuentes y casas blancas. El modo relajado de vida del Albaicín ofrece múltiples oportunidades para comunicarse en español fuera de clase. Los albaicineros se desplaza por el barrio a pie y tanto los servicios públicos como el centro de salud, la biblioteca municipal, el centro cultural, los colegios públicos, el centro deportivo, así como los mercados de fruta y verdura, la carnicería, la pescadería, los supermercados, las tiendas artesanales y los numerosos bares y restaurantes se encuentran a un tiro de piedra. Esa cercanía se traslada también con la gente que uno encuentra a diario sentado en un banco, de camino al trabajo, comprando en la tienda, leyendo un libro en la biblioteca, tomando desayuno o tapas etc.